lunes, 19 de marzo de 2012

Doscientos años después

El 19 de marzo de 1812 se rubricó en un Cádiz asediado por las tropas napoleónicas una constitución de corte liberal que esperaba acabar con el Antiguo Régimen en nuestro país y abrir las puertas a un cambio reformista y progresivo cuya base era el cambiar la soberania absoluta por una parlamentaria.


Esa constitución cuya efemérides hoy celebramos sin embargo tuvo una historia activa realmente breve: cuando Fernando VII volvió de Francia tras la Guerra de la Independencia lo primero que hizo fue declararla "nula y de ningún valor, como si nunca hubiera existido" y si cambió de opinión durante el trienio liberal (1820 - 1823) fue sólo porque se vio obligado y su también famosa frase "Vayamos alegremente,y yo el primero por la senda constitucional" sólo fue un acto de cara a la galería, ya que tan pronto como decía aquello pedía ayuda a las tropas de la Restauración absolutista para volver a lo de siempre.

Muerto Fernando VII en 1833, su hija Isabel II sí aceptó el texto constitucional , pero fue un texto reformado y no era , en su totalidad, el que se aprobó en Cádiz en 1812.

Además,en sus capítulos dista mucho de ser la primera constitución democrática que nos quieren vender, realmente, se apuesto por un cambio,pero sólo como una aspiración a medio plazo y sólo a favor de la clase burguesa, que era quienes en aquellos tiempos de la temprana revolución industrial empezaban a tener realmente el dinero y el poder.

Por lo tanto debemos recordar y celebrar esta fecha como algo histórico, pero no como el gran avance y la gran apuesta española por la democracia en el siglo XIX porque no lo fue ni de lejos, y tampoco pretendió serlo nunca.

lunes, 12 de marzo de 2012

Autoentrevista

Me apetece hacer esta bobada para que los lectores me conozcan un poco mejor.


Estamos aquí pasando una preciosa mañana de Marzo con José Manuel Peque Martínez, redactor y divulgador que ha escrito en diferentes plataformas online más de cien textos sobre Historia y arqueología. Es un hombre delgado, de 31 años, filólogo hispánico y con un rostro infantil y una mirada un poco ingenua. Vayamos rápido con las preguntas:

P: Usted se está dedicando a escribir básicamente sobre temas de Historia y arqueología. Sin embargo, usted es filólogo. ¿Por qué entonces no se ha centrado en un campo más acorde con su formación?

R. Bueno, yo creo que la Filología no es tan diferente de la Historia, como no lo es con muchas de las ramas de las Humanidades. Creo que son campos relacionados y que tienen muchos puntos en común. Y que de hecho se complementan.

Específicamente a mí desde bien pequeño me ha atraido como un imán la Historia. A mis 14 años me había leido la "Iliada" y la "Odisea" y me estaba leyendo "Los Episodios Nacionales" de Galdós. Los devoraba. Siempre he sido un animal lector.

De hecho mi primera prioridad era estudiar Historia.

P. ¿Y por qué no lo hizo?

R. Fue más un problema logístico que práctico. Yo cursé mis estudios medios fuera de Madrid y al realizar la Selectividad en un centro adscrito a otra comunidad autónoma al llegar a la Universidad Complutense y a la UAM me enteré de que ya no quedaban plazas de distrito compartido para Historia. Así que casi a dedo elegí Filología y seis años después me convertí en licenciado...

P. ¿Se arrepiente de esta elección? ¿No pensó en cambiarse alguna vez?

R. No, no me arrepiento,para nada. Como digo la Filología y la Historia se complementan y además gracias a mi carrera he aprendido muchas cosas, entre las que están el saber comunicarse y saber escribir, que me han ayudado muchísimo a la hora de realizar mi trabajo.

Respondiendo a la segunda pregunta, sí consideré cambiarme de licenciatura, sobre todo los primeros años. Sin embargo tuve una gran suerte que fue el conocer gente que desde el principio me animo y me ayudó mucho en todo momento y por eso decidí continuar hasta el final.

P. ¿Cuándo escribes un texto, en qué piensas?

R.Básicamente cuando escribo algo, trato de trasladarme a la época sobre la cual escribo y trato de arrastrar al lector conmigo. Intento meterme en la piel de todos los personajes sobre los cuales hablo y trato de ser lo más imparcial y práctico posible.

Huyo de emplear tecnicismos exagerados que desconecten al lector de la simplicidad del mensaje que trato de transmitir en cada uno de mis textos.

P. Muy bien. José Manuel, última pregunta, ¿Qué aspiras a hacer próximamente, o qué tienes pensado hacer que aún no hayas hecho?

R. Desde hace tiempo tengo pensado un proyecto para el cual necesito más apoyo económico del que tengo. No descarto algún día realizarlo pero aún no es el momento ni de anunciarlo ni de decir qué es.

Ahora mismo estoy centrado en la conclusión de un libro escrito en colaboración sobre la paleta de Narmer, el primer faraón egipcio del que tenemos noticia, tengo pactados capítulos para otro libro sobre arqueología pública en España encargado por un arqueólogo madrileño que es buen amigo mío. Después tengo pensado iniciar otro libro, ya plenamente mío que ya iré anunciando próximamente, y en lo demás, sigo en la brecha... es lo mejor que puedo decir.

P. Bueno, muchas gracias José Manuel,ha sido muy agradable compartir este rato contigo.

R. De nada, el placer es mío. Cuando queráis...

miércoles, 29 de febrero de 2012

La de los tristes destinos

Recuerdo que cuando tenía quince o dieciséis años, enfrascado en la lectura de los Episodios Nacionales de Galdós, al leer el título de este libro perteneciente a la cuarta serie se me escapó una lagrimilla... porque en principio pensé que el título se refería a España, y la verdad es que no hubiera sido un título mal puesto, ya que el país que lo había tenido todo para ser grande lo había perdido no por el valor de su pueblo sino por la ineptitud de sus gobernantes y la dejadez de sus instituciones.


Podría poner muchos ejemplos, desde los barcos a medio disponer de Trafalgar hasta los cuatro disparos al aire de Ayacucho. Hasta entonces, y pese a Rocroi y pese al tratado de Utrecht, España todavía era una potencia espléndida, que dominaba, pese a las múltiples dificultades de otras potencias que también ganaban en poder, las vías marítimas atlánticas y pacíficas,con un potencial militar respetable y una moral que no parecía haberse perdido después de las guerras en los Paises Bajos y en media Europa.

América seguía siendo el filón, el motor de impulso de la metrópoli, y ninguna época como el siglo XVIII para entender como aquellas colonias que desde la Península hasta entonces se habían visto como terreno conquistado para explotar, empezaron a verse como parte importante y necesaria de la nación. Los colonos americanos comenzaron a considerarse ciudadanos con la misma categoría que los peninsulares y se estableció de forma tácita una mayor unión, y también un mayor control, entre ambas orillas del Atlántico.

Sin embargo, reyes déspotas e incapaces, personajes de oscuras intenciones, reinas libidinosas y complejos seculares harían que el país entrara en una serie de conflictos que dinamitaron todos los cimientos de lo conseguido durante siglos y se convirtiera en un país que en poco tiempo parecía reducido a una jaula de grillos sin concierto, donde cada territorio defendía únicamente sus propios intereses y donde parece un milagro que aun exista una cierta unidad.

En definitiva,aunque no fuera la intención de Galdós, bien se puede considerar a España como "la de los tristes destinos".

martes, 7 de febrero de 2012

2012. El fin de... la charlataneria

Llevaba meses sin escribir en el blog porque por fortuna para mí poco a poco voy encontrando el sitio que busco. Hoy escribo para relatar un poco como a raíz del enorme disgusto que ha provocado en gran parte de la comunidad conspiranoica que Elenin no nos arrasara ni destruyera como dijo la NASA que no iba a suceder, ahora mismo contemplo cómo están empezando a buscar al enemigo dentro de ellos mismos.


Es decir, que la charlatanería se ha declarado la guerra a sí misma y a sí misma se destruirá. Está claro que el sentido común y la lógica es un enemigo demasiado fuerte al cual enfrentarse (porque siempre ocurre que se pierde) y por lo tanto hay que buscar un nuevo enemigo al que sí sea posible derrotar.

La guerra entre los nibirucatastrofistas y los buenrollistas universales ha comenzado. El campo de batalla es la página del ínclito Rafa Pal y la del vendemorcillos Starviewer Rafael López Guerrero. En estas páginas a los escépticos nos esperan oleadas de risas al ver como unos y otros, desde su realidad paralela en la cual unos están a punto de extinguirse y los otros están a punto de entrar en una especie de comunión universal de la hostia y la pera limonera juntas se disputan la posesión de la verdad universal y el conocimiento absoluto.

Los que vivimos en la Tierra veremos un año normal y corriente, entre un ciclo preglacial cada vez más frío y un invierno extraño por la sequedad, pero tampoco nada extraordinario. Y seguiremos nuestras vidas como siempre en busca del progreso y del provecho personal y general. Así se trabaja en busca de un mundo mejor, no inventando historias tan sin salida que acaban enfrentando en guerras absurdas que sólo les interesan a ellos. Y que están exentas de interés por su nula realidad, tanto por un lado como por el otro.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Aventúrate!!

El año 2012 puede ser un gran año para hacer quizás un buen viaje de exploración. No sólo por las connotaciones que este año tiene para aquellos poco informados que siguen esperando una catástrofe que nunca llegará, sino que precisamente es un buen momento para perder el miedo, salir al mundo (remedio y solución de todos los males apocalípticos y sectarios habidos y por haber)


No hay mejor manera de huir de la ignorancia que embarcarse en el conocimiento,en la investigación, la acción aventurera que es la que realmente descubre cosas y renueva las ciencias. Lejos de la comodidad de una butaca y un PC desde el cual soltar panegíricos y arengas absurdos y sin sentido, como realmente se demuestran las cosas es trabajando, inspeccionando y descubriendo sobre el terreno.

Yo haré todo lo posible por aventurarme el año que viene y realizar mi primer trabajo documental y fotográfico sobre el terreno. Es una cosa que llevo meses deseando hacer y quizás pronto las condiciones económicas me lo puedan permitir.

sábado, 22 de octubre de 2011

Ventajas y desventajas de ser amateur

Mientras busco y espero la oportunidad que me permita pasar al estadio de redactor profesional en el campo de las Humanidades y la Historia, gradualmente voy profesionalizándome a mí mismo, y eligiendo estrategias para mejorar, alimentando mis proyectos de la forma más adecuada que considero y me siento satisfecho porque veo que al menos estos van progresando y van siendo consultados a un nivel de visitas y referencias que no pensaba que iba a obtener en un plazo de tiempo tan corto. El público me sigue, eso parece, y es un motivo de satisfacción tremendo.


El ser amateur e independiente está bien porque me permite desarrollarme a mí mismo, sin prisas, sin plazos, a mi ritmo, escribiendo y divulgando aquello que está a mi alcance y sin cortapisas.

Por otra parte, el autotrabajo es un poco decepcionante, en el sentido de que no me reporta las ganancias que deberían reportarme, sin duda es un vehículo hacia ello, pero a veces uno se toma el trabajo de forma demasiado seria y recibe a cambio demasiado poco.

Mi estado de amateur actual es el fin de un periodo formativo autorealizado que me ha llevado a demostrarme que esto es para lo que realmente valgo, y que puedo además meterme progresivamente en otros campos e incluso la autoedición. Pero la oportunidad laboral básica, sigue en el aire. Cuando la tenga, podré seguir avanzando entrando en otras fases que quizás la actual situación económica no me permite afrontar. Pero como siempre digo, no es algo abandonado sino aplazado, ya que las ganas y la motivación siguen presentes, aunque hoy, repito, ciertas cosas aún no son realizables.